La artista Tíscar Espadas y la belleza de Los Extraños

Entrevistas

 

Ilustradora y diseñadora de moda, la artista ubetense impregna cada una de sus obras con una sensibilidad y estilo propio dignos de admiración. Tíscar nos cuenta en detalle su visión, proyectos artísticos y últimos trabajos.

 

  • ¿En qué momento de tu vida descubriste que lo tuyo era estar rodeada de esbozos y pinceles?

No tengo conciencia del momento, puesto que ya nací en un entorno creativo. Empecé desde muy pequeña a expresarme sobre el papel, al principio como un juego, luego como una aventura de aprendizaje y finalmente es una necesidad. Creo que todo el mundo tiende a expresarse mejor de una manera, yo elegí esta.

 

Tíscar Espadas

 

  • ¿Cómo crees que ha influido el estar inmersa en un entorno donde prima la creatividad, en tu desarrollo como artista?

Mi padre es escultor y mi abuelo además de ser un gran pintor, es un hombre muy sensible y versátil, un gran apasionado del arte. He tenido, por tanto, la suerte de poder estudiar en la mejor escuela, la que tenía en casa.

Quizás crecer con personas como ellos, con esa singular escala de valores de los artistas, donde la creatividad adquiere especial protagonismo en la jerarquía de la vida, ha determinado en gran medida que hoy me dedique necesariamente a estas labores artísticas, sin tener yo si quiera que escogerlo.

 

  • ¿El artista nace o se hace?

Ambas cosas. Creo que se trata entre encontrar el equilibrio entre una predisposición innata que te lleva a la necesidad de expresarte, y una vez encontrado el lenguaje adecuado, tener la pasión y constancia suficiente para desarrollarlo. De nada sirve la una sin la otra.

 

  • En tu proceso creativo, ¿qué es lo que te inspira y qué te frustra?

Más que una inspiración, la vida me ofrece instantes que son como puntos de partida. Pretextos para emprender nuevas aventuras en las que uno sabe de donde parte pero no a donde te llevan. Ese punto de proceso/aventura es lo que más me apasiona y a la vez me frustra. Esa indefinición de nunca saber dónde y cuándo está el final de cada obra.

 

 

 

  • Tu trabajo comprende tanto la ilustración, como el diseño de moda. En tu caso, ¿qué es lo que más disfrutas de cada una de las dos disciplinas?

Me resulta de gran interés las diversas formas de expresión con las que el ser humano cuenta, todos los lenguajes creativos. Parten de la misma inquietud.

La ilustración tiene un carácter más íntimo, trabajo de una manera más personal, como si de un diario se tratase. Disfruto con su inmediatez y su carácter experimental o de aventura que cada dibujo tiene. Mientras que en moda, el proceso de creación es más lento y racional puesto que intervienen muchos más factores ajenos. Es precisamente ese carácter proyectual a medio plazo el que más me interesa, donde el concepto inicial acaba convirtiéndose en formas y volúmenes tridimensionales y a su vez estos empiezan a formar parte de la personalidad de los individuos.

Ambas facetas me complementan, una es inmediata, intuitiva y emocional y  la otra, la moda, es pausada, tridimensional, y mucho más racional. En el fondo, ambas se corresponden con la dualidad que todos cargamos.

 

 

  • En tus ilustraciones aparecen infinidad de personas enigmáticas; ¿quiénes son estas personas; las conoces o son cosecha de tu imaginación?

Me atrae retratar a personas “anónimas”, en las que puedo jugar a averiguar quiénes son, aunque de vez en cuando se cuela algún amigo, o me dejo llevar por la imaginación. Por lo que al final, todos son seres desconocidos cuyas expresiones o gestos nos sugieren una personalidad, una vida que construir en torno a ellos, que nos inviten a conocerlos.

Realmente son esos gestos, esos rostros que siempre parecen esconder algo, los que actúan como espejos ante nuestros ojos, donde identificarnos, mientras nos acercan la personalidad o al inframundo del retratado. Yo en el dibujo construyo un espejo y el espectador construye una vida o una personalidad que no es, sino un reflejo de partes recónditas de sí mismo.

  • En tu última exposición de ilustración, Extraños, los protagonistas eran personajes pensativos, inmersos en su ensimismamiento. ¿Te sientes identificada con ellos de alguna manera?, ¿cuál es el mensaje de tu obra?

Los extraños son esa clase de humanos que siempre parece que se esconden. Que cuesta acceder a ellos. El gesto elocuente o la mirada pensativa de cada uno de los personajes, es una mirada particular. Retratos sin nombre que actúan como espacios contenedores no solo de determinadas personalidades, sino de actitudes.

Los extraños, desde su quietud reflexiva, esperan inmóviles disparándote interrogantes.Por lo tanto, yo lanzo el mensaje en una botella, aunque en este caso es una botella vacía donde ha de ser el espectador el que introduzca su propio mensaje.

 

  • ¿En qué estás trabajando ahora mismo y qué proyectos prevés para el futuro?

Ahora mismo estoy en Copenhague, trabajando con Henrik Vibskov, mientras lo combino con varios proyectos de ilustración. Estoy terminando de cerrar varias exposiciones, y  próximamente en otoño, me trasladaré a Londres para desarrollar nuevos proyectos.

 

  • ¿Qué opinas de la situación y las oportunidades de los artistas emergentes en España actualmente?

Todo lo emergente, suele tener un carácter alternativo y renovador, por tanto, casi siempre suele quedar al margen de los circuitos oficiales y del amparo del poder.

España siempre ha sido y sigue siendo, un país de grandes individualidades creativas, pero nunca se supo aprovechar y convertir en corrientes colectivas.

Esto es, en cierto modo, triste, ya que la cultura desde todos los puntos de vista, incluso desde el punto de vista económico, puede ser rentable para un país. Otros países ya lo descubrieron hace tiempo, pero en España aún sigue habiendo un cierto desprecio social por la cultura. Es penoso ver gente con mucho talento y que sin embargo tienen que buscar trabajos alternativos para poder subsistir.

Si un país no anima a sus creadores, es un país embrutecido.

El ser emergente o no, es pura circunstancia, se cura con el tiempo. La importancia es la solidez en la obra de cada uno.

 

  • ¿Algún artista fetiche con quien te gustaría o te hubiese gustado trabajar?

Dentro de la moda, me interesan aquellos creadores que trascienden el carácter industrial de la moda para convertirlo en un hecho creativo, claros ejemplos de esto pueden ser Rei Kawakubo, Yohji Yamamoto, Rick Owens, y Henrik Vibskov con el que he tenido la fortuna de poder trabajar.

En el terreno pictórico, son muchos los autores a los que admiro. Sería mezquino reducirlo a un numero limitado de nombres ya que intento impregnarme de cada uno de ellos.

—-VERRE QUIZZ—-

Un color- Negro

Una manía-  Ordenar la mesa para desordenarla inmediatamente

Tu última lectura- El guardián entre el centeno

¿Piña en la pizza?- Mmmm..Jamás

 

Si queréis saber más sobre Tíscar y sus proyectos, podéis echarle un ojo a su web e instagram, Verristas.

 

-Ilustración: Tíscar Espadas/Entrevista: Rosa Abad Alcañiz-


Rosa Abad Alcañiz

Rosa Abad Alcañiz

Founder, editor-in-chief of Verre Magazine.