Esta artista cuenta la noche en la que fue violada utilizando marcas de conteo

Inspiración

El arte se puede entender como una forma de hacer visibles nuestras emociones. De expresar nuestros sentimientos, nuestros sueños, nuestros miedos, nuestro dolor. A primera vista, el trabajo de la artista Shannon Mackenzie aparece como un enorme círculo difuso de marcas de conteo en una pared blanca. Sin embargo, si nos acercamos y miramos con más detenimiento, podemos observar que entre esas líneas hay frases que, en su conjunto, nos cuentan una historia. Su nombre es ‘Rotatio’.

Shannon Mackenzie nació en la ciudad de Ashville, en Carolina del Norte. Estudió Artes Visuales en la Escuela de Arte de la Universidad de Carolina del Norte y, después de graduarse, se mudó a Boston para completar sus estudios. Más o menos por esa fecha, la joven artista sintió el deseo de ‘contar’ su historia. En un principio, lo hizo para ella misma, para aliviar la ansiedad y el estrés que le provocaba recordar uno de los episodios más amargos de su vida. Sentía miedo de que su familia y sus amigos más cercanos lo vieran, pero poco a poco su boceto se convirtió en un importante proceso de curación, de crecimiento y de aceptación.

Eligió el círculo porque lo consideraba como una de las formas más poderosas. El círculo lo representaba todo: los ciclos, el universo en sí mismo. Además, ella misma nombró en su página web la cita del poeta Thomas Moore que le sirvió como inspiración: All work on the soul takes the form of a circle, a rotatio’.

 Durante dos semanas, Shannon se propuso contar su historia sin censura, para quien la quisiera leer, pero sobre todo para aliviar la carga que soportaba desde la noche en la que fue violada. Pasó unas 33 horas dibujando miles de pequeñas líneas, una tras otra, entre las cuales intercalaba inquietantes frases acerca de lo que le sucedió. Luego pintó la pieza al completo e hizo un breve documental, junto con el director estadounidense Ian MacClerin, que se proyectó en numerosos festivales.

‘Rotatio’ es, en definitiva, una especie de purga de su propio pasado. Los recuerdos fragmentados de una noche que no debió pasar, pero pasó. Es una obra de aceptación de la realidad. Una reflexión de que el arte puede ayudar a sanar cualquier herida abierta.

P.D. El documental, así como más información sobre la artista y sus proyectos, lo podéis encontrar en su página web: http://www.shannonmaymackenzie.com

 

-Fuente: http://www.shannonmaymackenzie.com/rotatio/ / Texto: Carmen Vargas-


Verre Magazine

Verre Magazine

Publicación digital de arte, moda, tendencias y fotografía. Para lectores inconformistas, sedientos de inspiración.