Categoría: Editoriales

Oh! You pretty thing

  Era la más bonita de aquella clase. Su cara siempre húmeda, empapada en tristeza. Tenía los ojos del color del hielo, la mirada hundida en cristales rotos. Hablaba en un letargo, como si doliera, como si se fuera a romper de un momento a otro. Qué espectáculo si sonreía, cuántos glaciares habría derretido con el ...

Vintage

  Deambulando por parajes bajo el aroma familiar que desprendían sus ropas. Un viaje de recuerdos que envolvía sus sentimientos de la infancia con cierto olor a rancio… pero a ella no le importaba, sabía que  cada paso sería así, porque la melancolía de su pasado iba con ella impregnando su alma. Ese era su ...

Sin misterio no hay arte

La casa era enorme y estaba situada en la parte vieja de la ciudad. Sus colores, las texturas de las paredes y esa ambigüedad y tetricidad alimentaban mi curiosidad. Subí al piso de arriba, anhelante. Cajas, baúles y recuerdos llenaban la planta. Otra época, quizá más feliz. Quizá menos hostil. Decidí quedarme. Texto: Javier H. Antolín ...

A través del espejo

La habitación en la que nos encontrábamos estaba desierta. De fondo, las teclas de un piano deteriorado por el paso del tiempo sonaban. Sombras y ruidos, era todo lo que presenciábamos. Vislumbramos un viejo espejo a lo lejos. Era grande y pesado, pero logramos alzarlo. La habitación se volvió diferente. Ahora había luz y el ...

A G A V A C E A

  Hacía frío. Mis manos estaban heladas y mis pensamientos absortos en el delirio. Llovía y me sumergí en un mar de lágrimas. Intenté disimular, los invitados podrían estar a punto de llegar. “Sal afuera, no se darán cuenta. Tan solo es una fiesta” Cálido como el desierto. Árido como mi piel. Ya no lloraba, ...

Cinnamon

Montar en un tiovivo, saltar sin preocupación o comer un helado. Pasear de la mano, sí. Como Alicia en su maravilloso país de las maravillas camina, sin preocupación sin saber lo que les viene encima. Que más les da. La única preocupación es impedir que el conejo blanco llegue tarde. Eso nunca. Mientras tanto, probemos tartas ...

Santa

  Su nombre: Santa. Su acusación: Sucumbir al vicio y a la lujuria. El acusado se mostró frío e impasible. Sabía que no había hecho nada malo. Salió de la sala esquivando a los guardas subido en sus altos tacones. Nada podía con él. Todavía no se había quitado el maquillaje y ya era de ...

Tatuaje

        “Era hermoso y rubio como la cerveza, el pecho tatuado con un corazón, en su voz amarga, había la tristeza doliente y cansada del acordeón. Y ante dos copas de aguardiente sobre el manchado mostrador, él fue contándome entre dientes la vieja historia de su amor: Mira mi brazo tatuado con ...

Coney Island

  La profundidad del océano Atlántico, el azul del cielo y la brisa del mar. Largos paseos por la playa. Un viaje en la montaña rusa, por qué no. Sonaba divertido. Y allí nos encontramos, los cuatro, sentados en los asientos de aquel vagón que nos conduciría a lo más alto. La profundidad del océano ...

Salvatore

  Esa noche tuve una pesadilla que me hizo rozar el delirio, Doctor. Me ahogaba en un azul cobalto tan denso como mis horas sin sueño. Sentía que me abrasaba en las llamas naranjas de un infierno intermitente. Todo era confuso, todo cegaba, Doctor. Ecos, la sombra de un hombre. Un destello dorado iluminaba la ...